domingo, 28 de junio de 2015

Domingos

Estoy olvidando hacer muchas cosas que me alegraban días como este, o domingos menos lluviosos pero igual de insulsos.
Una de ellas era ir a Capital por un motivo random y volver como a esta hora (21:00), en la combi, mirando la ciudad nocturna por la ventana, luego los lúgubres paisajes nocturnos del primer cinturón del AMBA y finalmente llegar a este páramo, siempre escuchando música, siempre escuchando a Diego Perdomo que es mi banda de sonido preferida para los viajes.
Sucede que ya no tengo ni motivos random y cuando tenia motivos reales y concretos fue hace tantos años que hoy ir por nada me rompe un poquito el cosito que late bajo mi esternón.
Yo también me aburro de estos días de neblina y espero cambiarlos. Yo también extraño todo el tiempo. Y yo también me banco dejar de ser lo que era, quizás mas feliz, para saltar hacia esa incertidumbre que da transcurrir los años entre la medianía, la estupidez cruel y la maldad.
Yo también envejecí y aprendí a no querer perder a nadie. Pero ya perdí a casi todos.
Acá estoy refundandome, desde las cenizas de lo que fue o no pudo ser, bajo la misma luna de febrero de 2006 cuando creia que nunca iba a poder ser feliz, y acá estoy de vuelta, mirando el paisaje lúgubre y poco cambiante del primer cinturón de años de la juventud, terminándose. Mas viejo, con algunas canas, varios kilos de mas y sin mucho para hacer. Debería haber armado una familia ya pero a las luces de como les fue a mis cercanos, estoy mas convencido que nunca de que tome el camino correcto, sin dañar a nadie (mas que a mi)
Sueño que empieza otra canción, otro descanso en la escalera. No quiero cerrar los ojos nunca más.

domingo, 7 de junio de 2015

Tempestad

Nunca me perdonaste no haber podido llegar
Nunca te olvidaste mi inoperancia de un día
mientras en Buenos Aires la vida entera se llovía
y yo pensaba como regresar
y como dejar mi casa en medio de la tempestad.
Soy lerdo para los recuerdos y podrias pensar
que mi memoria selectiva juega siempre a mi favor...
Nunca fui inteligente y te confieso con terror
que cada vez me cuesta más recordar,
que me enojo y me olvido al cerrar,
todo lo imbecil que he sido al lastimar...
Ya no puedo volver a algunos lugares
no soy bienvenido nunca más,
a tu casa por ejemplo
y a la de algunas personas más
que nunca me perdonaron no recordar
o haber olvidado porque habia peleado
no tengo orgullo ni dignidad
pero lo que mas me aterra es no poder recordar
y a la vez no poder olvidar a esas personas que no tengo más.



sábado, 6 de junio de 2015

Budín

No me vuelvo a levantar
de esta no vuelvo mas
pensaba mil canciones para cantarte
pensaba mil maneras nuevas de besarte
pensaba en todo lo que necesito abrazarte
y en el camino olvide darte felicidad
La realidad es que no soy
mas que un sinonimo de maldad
no me termino de recuperar jamas
de aquel violento vendaval de sufrimiento
No aprendo mas, no cambio mas
todas mis puertas abiertas al pasado
solo dejan pasar fantasmas dañinos
recuerdos que creia perdidos
me vienen a pegar cuando te vas
Y no se van mas
Pero como cambiar todo lo que hice mal?
No queria perderte y te perdí igual
y más.
Ahora hay canciones que no quiero escuchar
estribillos que no puedo cantar mas
y un vacio insoportable que me come el corazón
o lo que queda de el..
no me vuelvo a levantar,
de esta no vuelvo nunca más.



miércoles, 3 de junio de 2015

Perdón (Lisandro Aristimuño)

Contemplé tu soledad,
estaba callado, estaba nublado,
resbalaban las gotas tensas.
Aquel día que me fui
quería enterrarme,
sintiéndome un cactus
que pinchaba si te acercabas más.

No pude probar mi velocidad,
me sentí un juglar esperando cicatrizar.

Cada verso fue más gris,
lloraba el encuentro,
duraba la cena
y el silencio sonaba como un vals,
devoraba mi cabeza,
gritaba por dentro,
comía del filo
que dejaban las rocas en el mar.

No pude probar mi capacidad,
me puse a llorar esperando cicatrizar.

Perdón no me quise ir y cuando volví, no estabas.
Perdón no me quise ir y cuando volví, no estabas,
pensabas que era lo normal.
Perdón no me quise ir y cuando volví, no estabas,
pensabas que era lo normal.
Perdón no me quise ir y cuando volví, no estabas,
pensabas que era lo normal.
Perdón no me quise ir y cuando volví, no estabas,
pensabas que era lo normal.

(contemplé tu soledad, cada verso fue más gris.
cuento cada nota que sonaba gastada).

Perdón no me quise ir y cuando volví, no estabas
pensabas que era lo normal.

(contemplé tu soledad, cada verso fue más gris.
cuento cada nota que sonaba gastada).

Sin VAR

Algunas veces estuve equivocado Por largo tiempo, por años Alguna veces no estuve pensando Como creo que debí haber pensado Deje pasar ...